Jalea de manzana

En esta época tenemos manzanas a doquier y además de comer su sabrosa carne también podemos aprovechar lo que deshechamos, pieles y corazón de la manzana, que es donde más pectina hay, para hacer una deliciosa jalea.

Necesitamos; 1kg de manzanas (aprovechando los trozos, pieles, troncos…), 800ml de agua, 300g de azúcar y el zumo de un limón.

Lo primero es poner a calentar las manzanas con el agua y el zumo de un limón hasta que la testura quede como puré. Una vez que lo tienes es necesario meterlo en una gasa o tela, vale una sábana vieja, para dejar escurrir y recoger todo ese agua que suelta en una cazuela. Lo podemos dejar en vilo unas horas para que vaya escurriendo y luego estrujar para que suelte lo más posible.

IMG_0127 IMG_0126

A el jugo que nos ha quedado le añadimos el azúcar y lo ponemos a cocer 10 minutos a fuego fuerte y después a fuego medio levantando de vez en cuando el líquido con una cuchara para ver cuando la textura es más densa, será cuando al levantar la cuchara el goteo sea continuo (más o menos 1 hora).

IMG_0130

Ahora solo nos queda meterlo en botes para su almacenamiento. Para ello lo primero es cocer los botes durante unos 10 minutos en agua hirviendo para esterilizarlos y luego meteremos la jalea en ellos y los pondremos boca abajo para que ello solo haga vacío. Cuando hayan enfriado estarán listos para comer o guardar 🙂

IMG_0129

Advertisements

Mermelada de mora

Es tiempo de recolectar los frutos que han ido madurando durante el verano. Dando un paseo por las mieses de Escalante hemos cogido 800g de moras. Seguro que cerca de donde vives hay zarzas que a pesar que no es un arbusto muy querido nos regala frutos riquísimos 😉 Te las puedes comer frescas según vas paseando pero hoy vamos a hacer mermelada con ellas para nuestros desayunos o cenas, con queso fresco harás una combinación deliciosas y será una cena muy saludable.

Necesitamos; azúcar y moras, así de sencillo.

Continue reading

(Santoña)

Si este verano pasas por la Villa de Santoña no puedes irte sin probar un helado de la Valencina. Cualquier sabor te ganará, en mi caso es el de limón, desde que tengo uso de razón como ese helado cada verano e incluso a veces en invierno 😉

Mi madre me contaba que de niños iban a por helados donde Fina (así es como se llama la señora de toda la vida que te lo venderá) y que si tenían 1 peseta solo les llegaba para la nata mala pero si tenían 3 podían comer la nata hecha por Fina, que de verdad, no hay comparación.

Ahora hasta se está modernizando y hace helados de todo, kinder, oreo… así tiene contentos a los más pequeños, o no, pero yo siempre fiel a mi limón 🙂